Motivación: Motor de la sinergia

Hoy desde aquí quisiera crear sinergia con quienes siguen el blog, iniciamos una serie de artículos con el fin de ir nutriendo nuestro espíritu emprendedor. Tal vez no sea un gran articulo, pero es el comienzo de otros que se iran puliendo

Necesitamos motivarnos mutuamente en el buen sentido de la palabra para alcanzar aquellos objetivos que hemos propuesto para nuestra vida o en el tiempo ( se aplica a días, meses, semestres, años, etc.), con el fin de llegar a concretar esas metas y sueños que anhelamos de tal modo a sentirnos realizados, esto pueden ser metas materiales como espirituales; ya que podríamos por ejemplo fijar una meta en que atreves del apoyo a una persona que sintamos que necesita de un empujón para subir ese primer escalón en su vida, nosotros nos estemos realizando por medio de esa acción. Tengamos en cuenta, que uno de los principios de la vida es que para recibir hay que dar.

Les dejo estas palabras del Emprendedor Jack Ma, empresario chino que hoy a nuestros días ostenta una de las mayores fortunas según la revista Forbes.

En una entrevista JackMa dijo que “es imposible complacer a las mentes pobres”.
– Dales algo gratis, y piensan que es una trampa.
– Diles que es una pequeña inversión, van a decir que no ganarán mucho.
– Invítalos a invertir en su mente, te responden que lo harán cuando tengan dinero.
– Invítalas a invertir en grande, dirán que no tienen dinero.
– Invítalos a probar cosas nuevas, te dirán que no saben como hacerlo.
– Invítalos a un negocio tradicional, dirán que es difícil de hacer.
– Diles que es un nuevo modelo de negocio, van a decir que es una estafa.
– Diles que inicien un nuevo negocio, van a decir que no tienen experiencia.

Las mentes pobres tienen algunas cosas en común:
Ellos aman preguntar o “investigar” en Google, escuchar a los amigos que están tan desesperados como ellos, piensan más que un profesor universitario y se mueven menos que un ciego guiando a otro ciego.
Sólo hay que preguntarles, ¿qué quieren hacer? No van a ser capaces de responder.
Mi conclusión:
En lugar de esperar a que las cosas cambien, ¿por qué no actúas y haces que las cosas cambien?; en lugar de sólo pensar en ello, ¿por qué no hacer algo al respecto?
Los pobres fallan debido a un comportamiento común:
Su vida entera se trata de esperar y esperar.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *